domingo, 22 de julio de 2012

Qué esperar cuando estás esperando



Hace muchísimo que no publico un post, así que después de una larga temporada de exámenes en la universidad y de miles de anécdotas buenas y malas, por fin estoy de vacaciones. Una de las primeras cosas que hice después de estar de vacaciones fue ir al cine con mi pareja. No sabíamos qué película íbamos a ver porque sólo podíamos ir a la sesión golfa, que es por otra parte la sesión que más me gusta para ir al cine, pero claro, cuanto más tarde vas a ver una película menos sesiones existen, por tanto, fuimos a ver la única película qued por horario podíamos ver, que es la de "qué esperar cuándo está esperando", una comedia americana basada en un best-seller que cuenta la historia de diferentes mujeres, con vidas sentimentales y personales muy dispares pero con algo en común: ser madres próximamente. Podemos ver los problemas que les surgen durante el embarazo, las dudas de los padres primerizos y se enfoca de forma divertida y a la vez bonita el momento del embarazo y del parto. La película en sí es la típica comedia romántica made in USA, bastante superficial y sólo apta para entretener, tiene algunos momentos graciosos pero muy concretos y que son recurrentes en otras comedias románticas americanas que circulan en televisión los domingos por la tarde. El argumento es pobre y repetitivo y el cariz cómico que tiene el film os resultará familiar debido a que es un humor destacado por su sencillez. Si quieres ir al cine como una excusa para hincharte a palomitas, nachos con queso y otros aperitivos que sirven en las salas de cine, este es vuestro film, si soys los que pagáis (las cada vez más caras y ahora más con la famosa subida del IVA) entrada del cine para ver una película que quede impregnada en vuestra memoria para siempre, este no es vuestra película ni por asomo. Yo me entretuve durante un rato, tuve algún momento puntual de divertimento, estube con una de las personas que más echaba de menos durante mi larga maratón de exámenes y me hinché a palomitas con sabor a mantequilla (siempre pido nachos, pero por alguna razón inexplicable, ese día tenía antojo de palomitas).

Lo peor de la película: argumento edulcorado, en  ocasiones aburrido y bastante predecible. Humor sencillo al más puro estilo comedia romántica Made in USA. Anna Kendrick hace de una de las protagonistas que queda embarazada y la verdad es que su actuación es patética, parece una niña insustancial y tontita en busca de un niñato chulito que le dé caña en lugar de una chica joven que no sabe cómo plantear su incipiente maternidad, además el doblaje de la actriz es pésimo, tiene una voz propia de un pitufo intoxicado por helio.

Lo mejor de la película: momento puntuales divertidos y dulces. Elisabeth Banks es la que destaca por su magnífica actuación y sobretodo por lo divertida que está en el film. 

El siguiente film a comentar será la nueva de Ace Age, que ya os adelanto que no os deceptionará ¡Que os vaya muy bien el comienzo de semana! 



1 comentario:

  1. Jo para los pocos blog que hay de cine y lo bueno que es este... qué poco escribes! jajaja
    bueno te seguiré igualmente
    Ánimo! :)

    ResponderEliminar